Líneas de Vivencia

El camino hacia la salud se transita mediante la expresión de nuestro potencial genético. Según Rolando Toro, creador del Sistema Biodanza, esos potenciales se expresan sobre la trama de cinco funciones universales, comunes a todas las personas, que Biodanza resume en cinco grandes grupos llamados: Lineas de Vivencia.

Vitalidad, Sexualidad, Creatividad, Afectividad y Transcendencia

Vitalidad: Aumento de la alegría de vivir, ímpetu vital (energía disponible para la acción), integración motora, equilibrio neurovegetativo.

Sexualidad: Despertar la fuente del deseo, aumento del placer, conexión con la identidad sexual, disminución de la represión sexual.

Creatividad: Capacidad de expresar, innovar y construir.

Afectividad: Capacidad de hacer vínculo con las otras personas a través del amor, amistad, altruismo y empatía.

Trascendencia: Conexión con la naturaleza, sentimiento de pertenencia al universo.

En el transcurso de su vida, las personas desarrollan estas cinco funciones fundamentales. Muchas, sin embargo, refuerzan algunas de ellas a expensas de las otras y rara vez expresan la totalidad de sus potencialidades, debido a los obstáculos encontrados en la expresión originaria de los mismos.
Biodanza trabaja estimulando las funciones poco desarrolladas para poder integrarlas en toda su plenitud y armonizarlas con las otras ; propone un camino de salud, autoconocimiento y desarrollo personal, basado en la vivencia y orientado desde el placer. Aporta condiciones para que cada persona encuentre formas más saludables de vivir que incorporen:

  • La alegría de vivir
  • La autoestima
  • La confianza
  • El placer de vivir
  • La Creatividad a todos los niveles
  • Armonía en las relaciones
  • Mejorar nuestra calidad de vida
  • Mejorar la salud
  • Perder el miedo al contacto
  • Mejorar la comunicación

Comments are closed.